14th Conference EASE

Membresía Amerbac

"Amerbac

Editorial

Boletin clinicoEn la actualidad, la mayoría de los médicos en formación, médicos generales y médicos especialistas de nuestro medio no reconocen como problema la resistencia bacteriana.

La resistencia bacteriana es un fenómeno antiguo, los registros fósiles son consistentes al afirmar que los organismos unicelulares aparecieron hace 3.5 billones de años, y en su inicio la maquinaria bioquímica bacteriana, requirió de la biosíntesis de antibióticos como medida de contención del crecimiento de otras bacterias, quizá el más representativo de ellos sería la emergencia de la resistencia a penicilinas hace un billón de años. Debemos considerar que la mayor parte de los antibióticos es producto de metabolismo bacteriano; éstos fueron liberados al medio ambiente antes de que existieran los homínidos en la faz de la tierra, entonces, inferimos que las bacterias vecinas son necesariamente resistentes.

La resistencia bacteriana recientemente ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una grave amenaza para la salud mundial. Se debe resaltar la magnitud del problema que representa la resistencia de las bacterias a los antimicrobianos y que su desarrollo es multifactorial. Dentro de estos factores, sin duda, además de la prescripción de los mismos en el ejercicio clínico, interviene su utilización en la avicultura, ganadería, en la agricultura, mecanismo que disminuye así las bacterias sensibles y deja solo las resistentes (presión selectiva). La calidad de los antimicrobianos debe ser considerada un punto relevante, ya que se ha reportado en otros países que los medicamentos “genéricos” tienen menor antibiótico activo que los “originales”; en nuestro país, la mayoría de los antibióticos son importados, por lo tanto, no habría razón para pensar que aquí sucede de manera diferente. Además de existir una tercera categoría, los llamados “similares” con dudosos controles de calidad.

:: Descargar el boletín completo ::